Servicio al cliente personalizado 30 días de garantía de devolución de dinero

Guía de entrenamiento del suelo pélvico

Entrenamiento del suelo pélvico y entrenadores del suelo pélvico - Fortalezca los músculos que menos percibe

Una vida sexual insatisfactoria debido a los problemas de erección en los hombres, una incontinencia incipiente o incluso un abdomen débil después del nacimiento de un niño son consecuencias típicas de la debilidad de los músculos del suelo pélvico.

Momento, ¿músculos del suelo pélvico? Sí, no son visibles desde el exterior y apenas se pueden sentir, pero están ahí. Y si no es lo suficientemente fuerte, puede causar problemas. Puede evitarlo fortaleciendo los músculos del suelo pélvico, por ejemplo, con EMS (estimulación muscular eléctrica) y un entrenador del suelo pélvico adecuado para EMS.

EMS significa "estimulador muscular eléctrico" y funciona haciendo que el entrenador del suelo pélvico emita estímulos eléctricos que se transmiten a la piel a través de electrodos. Esto estimula las áreas musculares debajo de la piel. Se tensan y tan pronto como el estímulo disminuye, se relajan de nuevo. Esto entrena los músculos. Especialmente en el área del suelo pélvico, el EMS es un maravilloso apoyo para un mejor y a veces más rápido éxito del entrenamiento.

Una de las ventajas, aparte del hecho de que no duele y también es adecuado para principiantes, es que el EMS no requiere una sensación activa para los músculos del suelo pélvico. Así que coloque los electrodos en puntos específicos y comience el entrenamieno del duelo pélvico. Sólo asegúrese de elegir una intensidad media y tener un entrenador de EMS con varios programas para que no exista el efecto de habituación.

 Analsonde-EMS-Training-Reizstrom

Funciones de los músculos del suelo pélvico

Los músculos del suelo pélvico tienen una serie de funciones que solo son capaces de cumplir si tiene el tono suficiente.

  1. Sostener y proteger los órganos pélvicos.
  2. Sostener de manera segura los esfínteres de la uretra y del ano.
  3. Sostener el resto de los músculos del cuerpo cuando la presión es elevada, por ejemplo, al levantar objetos pesados.

Si los músculos del suelo pélvico están débiles y no se entrenan, la posibilidad de que se produzcan disfunciones urinarias es mayor y los órganos de la región abdominal pueden acortarse. A continuación explicamos en más detalle las funciones de los músculos del suelo pélvico:

  1. Tensar para asegurar la continencia y para sostener la parte inferior de la uretra y los esfínteres de la vejiga y el ano.
  2. Destensar para facilitar de nuevo la micción y la defecación conscientes así como facilitar las relaciones sexuales en el caso de las mujeres y la erección en el caso de los hombres.
  3. Oponer resistencia para evitar las pérdidas de orina en caso de producirse una sobrecarga repentina (por ejemplo, al saltar, al estornudar o toser).

En resumen y de manera simplificada podría decirse que estos músculos protegen los órganos de la pelvis y el abdomen y sostienen los esfínteres de la uretra y el recto. Las «funciones secundarias», si queremos llamarlas así, consisten en mejorar la libido en el caso de las mujeres y aumentar la sensibilidad en las relaciones sexuales.

La escultura del suelo pélvico y la musculatura

El suelo pélvico consiste en un conjunto de músculos y tejido conjuntivo que conforman la base de la cavidad abdominal. También podría decirse que separa el vientre del abdomen.

Hablamos de tres áreas musculares diferentes. Los músculos individuales del suelo pélvico se extienden desde el hueso del pubis hasta el sacro y el coxis. También se extiende de manera lateral hacia los dos isquiones. Los músculos se extienden desde la uretra, el recto y, en el caso de las mujeres, desde la vagina.

    • La capa muscular superior y más interna abarca desde el hueso del pubis hasta el coxis. Tiene apariencia de red y destaca por su fuerza.
    • A continuación, se encuentra la capa muscular central, justo debajo de la vejiga. Se extiende en forma de abanico de manera transversal entre los isquiones.
    • La capa muscular inferior se extiende de manera similar a un ocho alrededor de las cavidades corporales.En el caso de los hombres, alrededor de la uretra y el ano, en el caso de las mujeres, también alrededor de la vagina. El perineo, que es apreciable al tacto entre la vagina y el ano en el caso de las mujeres o entre el escroto y el ano en el caso de los hombres, sostiene las capas musculares.

Nota: En las mujeres, la capa muscular inferior tiene mayor anchura para una mejor dilatación en el momento del parto. Además, los músculos pélvicos de las mujeres son más propensos a estos problemas a causa de la abertura adicional de la vagina.

Los músculos del suelo pélvico, tanto en hombres como en mujeres, se componen de dos tipos de fibras musculares: fibras musculares rápidas y lentas. La fibras musculares rápidas pueden contraerse de manera rápida e intensa si se produce una presión fuerte y repentina (por ejemplo al toser o estornudar). Las fibras musculares lentas pueden mantener únicamente una tensión ligera, pero tienen mayor resistencia. Un ejemplo de ello es la mayor duración que soporta una vejiga llena.

 

Como se entrena el suelo pélvico y por lo tanto los músculos del suelo pélvico como una mujer o un hombre

Además de recurrir a la electroestimulación se puede realizar una serie de ejercicios para fortalecer el suelo pélvico y sus músculos tanto si es mujer como si es hombre. Si dedica un par de minutos al día a realizar estos ejercicios, notará enormemente los beneficios. Puede realizar estos ejercicios hasta dos veces al día.

Vagnialsonde-EMS-Training-Reizstrom

Reconoza y evite problemas con el suelo pélvico

Prestar atención a los músculos del suelo pélvico y fortalecerlos antes de que causen problemas debería ser un aspecto de especial importancia.

Por ejemplo, puede notar los músculos del suelo pélvico cuando intenta interrumpir el flujo de la orina al miccionar. Al hacerlo, fuerza la mayor parte de la musculatura (como se ha mencionado más arriba con «destensar»). No obstante, no se recomienda hacerlo con demasiada frecuencia porque la vejiga podría dañarse.

Puede probar a hacerlo sin orinar. En ese caso, sentirá aún mejor cómo se eleven los órganos de la zona pélvica.

En el caso de los hombres, también existe la opción de provocar una erección y dejar que el pene suba y baje. Para ello también se necesita el músculo pubocoxígeo, el músculo principal de la musculatura del suelo pélvico.

Por lo que a la electroestimulación muscular respecta, se recomienda reforzar el entrenamiento del suelo pélvico por medio de esta. No sería cierto afirmar que la electroestimuluación muscular no es la panacea, pero sí un excelente complemento para el entrenamiento del suelo pélvico.

Y todavía resulta más interesante aún poder identificar si su suelo pélvico se encuentra intacto o no. Por esto resulta, a su vez, relevante identificar la causa del debilitamiento de los músculos del suelo pélvico.

A continuación mostramos algunas otras causas:

        • Tejido conjuntivo débil por causas congénitas
        • Debilitamiento del tejido conjuntivo por cambios hormonales (menopausia)
        • Operaciones realizadas en la zona pélvica (operaciones de próstata, por ejemplo, en el caso de los hombres)
        • Reducción de órganos
        • Embarazos
        • Partos
        • Sobrecarga crónica (por ejemplo, a causa del asma)

Estos son los síntomas propios de un suelo pélvico debilitado:

        • Tener la sensación de querer orinar con mayor frecuencia
        • Dolores de espalda
        • Dolor pélvico punzante
        • Incontinencia
        • Problemas sexuales

La incontinencia es uno de los principales problemas. Si siente la necesidad de tener que ir al baño con mayor frecuencia y de tener pequeñas pérdidas de orina, debe consultar a su médico para que este lo examine y le prescriba un tratamiento. Alrededor del treinta por ciento de las madres experimentan "incontinencia urinaria por esfuerzo", especialmente después del embarazo. Además de a los músculos del suelo pélvico, en el caso de los hombres, la próstata puede verse afectada.

Al final del capítulo llegamos a la siguiente cuestión:

¿Qué daña los músculos del suelo pélvico ?

Si los músculos ya están débiles de por sí, debería tener en cuenta algunos factores que pueden debilitarlos.

        • Estar sentado mucho tiempo
        • Mala postura corporal
        • Sobrepeso
        • Levantar peso
        • Realizar un esfuerzo intenso cuando se padece estreñimiento
        • Entrenamiento de carrera demasiado intensos
        • Practicar deportes que en los que se salta mucho
        • Insuficiencia de estrógenos (que resulta en perdida de elasticidad y flexibilidad)

Por último, cabe mencionar que si los músculos del suelo pélvido estan fuertes y en buenas condiciones, deberían trabajar correcta y automáticamente. Aunque, estos pueden ser entrenados para mejorar sus funciones.

Últimos vistos